¿Qué es?

El brand equity es un concepto muy importante el cual las compañías deben potenciar por medio de estrategias de marketing para generar valor monetario. ¿Cómo una marca puede generar más venta? Uno de los métodos es con el valor que tiene desde la perspectiva de la capacidad de generarlo a través de su notoriedad.

Si la marca tiene un alto grado de notoriedad y sus elementos son fáciles de recordar, de permanecer en la memoria del consumidor, atraen su atención y generan una actitud positiva en torno a ella, será más sencillo para ellos comprar más sus productos y servicios. Si, por el contrario, los consumidores no son capaces de reconocer y recordar la marca, esto se vería reflejado directamente en sus ventas, ya que el grado de desconocimiento es mayor.

Por lo tanto, el brand equity es una función de la elección del consumidor en el mercado y, en consecuencia, podría ser adoptado como un indicador de ventas a largo plazo.

¿Cómo se mide?

Existe una metodología llamada Winning Brands, la cual mide el efecto de toda la actividad de marketing en el valor de la marca, su esencia es la gestión de la misma y es conocida como una guía para su desarrollo. Ésta permite monitorear la efectividad de la actividad del mercadeo de un producto, además de identificar oportunidades y amenazas a las marcas tanto de los competidores como de la categoría de forma global.

Para analizar los aspectos más importantes, se pueden hacer los siguientes cuestionamientos:

  • ¿Hasta qué punto se recuerda mi marca?
  • ¿Qué tan fuerte es?
  • ¿Cuáles son los atributos importantes que ayudarán a reforzar mi valor de marca?
  • ¿Estoy consiguiendo mis objetivos publicitarios?
  • ¿Qué canales son los adecuados?
  • ¿Los consumidores recuerdan el mensaje clave?
  • ¿Cuál debería ser el objetivo principal de mi marca?
  • ¿Qué nivel de notoriedad de marca quiero alcanzar?
  • ¿Qué mejoras preveo en la relación de los consumidores con mi marca?

Método interbrand 

Se especializa en servicios de marca e incluye: estrategias, análisis, valoración, diseño corporativo, gestión digital, diseño de envases y naming.

Ésta pretende equilibrar todos los factores incorporando información cuantitativa de indicadores como: participación de mercado, ventas y utilidades, combinada con juicios más subjetivos sobre la fortaleza de la marca. Se toma como base el nivel actual de rentabilidad, expresado como un promedio ponderado de las utilidades generadas en los últimos años.

Estos son los factores:

  1. Liderazgo
  2. Mercado
  3. Tendencia
  4. Soporte
  5. Protección
  6. Internacionalización

Tomando todos estos elementos en cuenta, se hacen comparaciones y proporcionan a los directivos datos para identificar los principales value drivers de la marca y de la empresa, aumentar su fortaleza y el valor entregado al consumidor. Por lo tanto, disminuye riesgos y ayuda a generar ingresos.

Concluimos que, las estrategias de brand equity sirven como “conductor” para establecer a la marca en la mente de los clientes como el factor que determina su valor, es la forma en la que el público objetivo logrará vincular las asociaciones y conceptos que se quieren construir para generar actitudes y comportamientos favorables que logren la lealtad de los consumidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *