El packaging es un proceso en el que intervienen distintos elementos como el marketing, la comodidad, el hecho de que sea ergonómico, la comunicación, protección, entre muchos más.

En pocas palabras es la forma de presentar un producto en las mejores condiciones para que pueda distribuirse, almacenarse y lo más importante, venderse y atraer a su mercado objetivo.

Nosotros lo definiríamos como el posicionamiento visual que tiene una marca, diseñar para gustar. Esta es una de las mejores herramientas que tienen las empresas para adaptarse a los cambios en los deseos y necesidades de sus clientes.

Para nosotros, existen 4 factores primordiales con los que tiene que cumplir el packaging para lograr el éxito de un producto.

1. Que cumpla con su función

Este tiene que estar protegido desde su producción hasta el o los puntos de distribución hacia los que vaya dirigidos.

2. Que atraiga

La forma en la que se ve un producto llama la atención de los clientes, por este motivo las empresas grandes llevan a cabo estudios de mercado profundos en los que se analizan esquemas de color y distintos tipos de diseño para que sean más atractivos.

3. Que se haga promoción

La información que viene en los empaques facilita al consumidor que conozca más sobre el y la decisión de compra sea más rápida.

4. Que haya diferenciación

Con un diseño diferente o una combinación de colores distintiva, el packaging puede ser fácilmente reconocido. Si el comprador identifica la marca de la empresa, se anima más rápido a comprar el producto.

No es recomendable que los empaques se sometan a tantos cambios, ya que se corre el riesgo de que la percepción de los consumidores en torno a la marca o empresa cambie o que tarde tiempo en identificar el mismo producto con un packaging distinto.

Nuestra recomendación es que, antes de que se elija un empaque distinto, se plantee cómo aportar un valor añadido y cercano a este para ganar la confianza del consumidor. Además, este consejo puede resultar útil para los productos que se venden a través de e-commerce, ya que los compradores no tienen la posibilidad de tener el producto a la mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *